El acto estuvo presidido por Cándido Méndez

El turno de intervenciones comenzó con la del secretario General de UGT Asturias Justo Rodríguez Braga,  que tras felicitar a los premiados, señaló que estos premios reconocen el trabajo y valores a favor de las personas, el progreso, la libertad y el bienestar, en lo que concierne a la Insignia de Oro y el trabajo sindical, la convicción, la colaboración y la lealtad a UGT, de las Insignias de Plata.

Rodríguez Braga se refirió también a los cinco años de crisis y políticas equivocadas e injustas que han provocado paro, desigualdad y pobreza, además del deterioro de los servicios públicos y las pensiones, los salarios y las prestaciones sociales. Algo, señaló que nos indica que “el actual modelo de capitalismo ha fracasado y es necesario reconstruir otros modelos”.

En lo que se refiere a Asturias, una comunidad eminentemente industrial, señaló que hay que reforzar y priorizar el Plan Industrial y la formación dual, recogidos en el acuerdo de Concertación, firmado con un gobierno que está trabajando para, superar la crisis con dignidad, defendiendo los servicios públicos y el  diálogo social.

El secretario General de UGT Asturias aseguró que “estamos sufriendo el punto álgido, reforma laboral que ha propiciado desempleo y pobreza” y aseguró que “necesitamos recuperar el modelo social europeo, reforzar la credibilidad, la confianza y la movilización ciudadana”.

Rodríguez Braga aseguró que la mejor ocasión para cambiar las cosas son las elecciones europeas y que al movimiento sindical se nos plantean retos claros., como combatir la pérdida de derechos sociales, las políticas de austeridad y el dumping social, para “volver a situar a las personas en el centro de la política”.

Por su parte, el secretario General de UGT, Cándido Méndez, manifestó que la recuperación económica de España debe venir obligatoriamente de la mano de la "creación del empleo y la recuperación de los salarios" y explicó que la creación de empleo tiene que pasar necesariamente por la recuperación de los salarios, porque “estamos en una situación en la que percibir un salario ya no es una garantía para escapar de las zarpas de la pobreza”.

Méndez criticó el mensaje que machaconamente repite el Gobierno sobre de la recuperación e indicó  que UGT "apuesta por la recuperación, pero hay que distinguir esa recuperación de lo que son tambores y fanfarrias".

El secretario General de UGT se refirió a las duras cifras del paro, “que si se desgranan muestran que la situación es muy grave” y aseguró que para poder hablar de recuperación hay que empezar a definir las alternativas para esos millones de parados.

Además se refirió a la situación de la deuda pública en España que alcanza ya el 96,6% del PIB, destacando que “para hablar de recuperación hay que saber qué opina la Unión Europea, Merkel y el Gobierno español sobre esas cifras de deuda pública".
Por ello ha consideró que sería muy importante que los partidos políticos que se presentan a las elecciones Europeas del próximo 25 de mayo aclarasen antes que va a pasar con la deuda pública. Así ha indicado que si lo que se cree es que la recuperación económica va a venir de la mano del aumento de las exportaciones y la mejora del sector turismo, como cree el Gobierno, “desde UGT les diremos categóricamente que no, que hay que buscar otras alternativas".

Cándido Méndez también se refirió a la reforma fiscal que planea el Ejecutivo y advirtió que “debe conllevar un incremento de la recaudación, pero basado en algunos pilares básicos como son el aumento de la lucha contra el fraude fiscal; una subida del tipo efectivo del impuesto de Sociedades para grandes empresas y un reparto más equitativo del IRPF”.

Por su parte, el presidente del Gobierno del Principado, Javier Fernández, centró su intervención en el necesario avance que debe experimentarla Unión Europea para superar el estadio actual de unión monetaria y corregir su déficit democrático. “Hemos de recuperar con fuerza la apuesta por la construcción europea, con los mismos anhelos de calidad democrática, garantías sociales y desarrollo económico que compartíamos hace décadas”, aseguró.

Javier Fernández aseguró que es imposible compaginar ese proceso, que requiere cesiones de soberanía, con el resurgimiento de identidades nacionales y el gobierno de los Estados-nación. No podremos hablar de avances en la integración si las decisiones más importantes continúan correspondiendo a los Estados nación y, de forma singular, al Estado más poderoso, aseguró.” Tenemos que seguir esforzándonos en la construcción europea con sus rasgos básicos, incluida su dimensión social, y pensar que este proceso no concluirá hasta que podamos hablar de la Europa de los ciudadanos”.

El Presidente del Principado, expresó su convencido de que podremos lograrlo, aunque advirtió que “para ello no podemos desfallecer en la brega por objetivos inmediatos. Necesitamos que las instituciones europeas cambien de rumbo, que entiendan que sin otra política económica, que sin plantar cara a la hegemonía alemana, incluidos sus traumas interiores, no podremos asegurar la supervivencia del sistema de garantías sociales que es parte sustancial del ideal europeo”.

No hay comentarios

Dejar respuesta

5 × uno =