Pedro Hojas, Alberto del Valle, Julio Lacuerda y Miguel Cilleros.

Panel sindical esta mañana, como viene siendo tradicional en la escuela para hablar de posicionamientos sindicales.  Los secretarios generales de las federaciones estatales de UGT, Pedro Luis Hojas (UGT FICA), Miguel Ángel Cilleros (FeSMC UGT) y Julio Lacuerda (FeSP UGT) esbozaron los principales planteamientos de la organización en una mesa que estuvo moderada por Alberto del Valle, secretario general de FeSP UGT Asturias.

Pedro Luis Hojas, el primero en tomar la palabra, señaló la importancia de contar con un sector industrial fuerte y competitivo sin dejar de lado ninguno de los subsectores. Destacó la calidad del empleo y salarios de la industria, aunque, como dijo, éstos se han visto deteriorados a raíz de la crisis de tal modo que la situación ha empeorado notablemente. En este aspecto denunció la introducción de tres figuras muy dañinas a las que hay que combatir: las empresas multiservicios, los falsos autónomos y las cooperativas fraudulentas. Hojas considera que ««No podemos retrasar más la reindustrialización y el nuevo Gobierno debe asumir este reto sin más dilación porque España lo necesita”

Por su parte, Miguel Ángel Cilleros destacó como oportunidades para Asturias la industria turística “que tiene una condición transversal pues impulsa otras actividades como la construcción y el ocio” y reclamó más inversión para infraestructuras de transporte y comunicación. También señaló a los puertos asturianos como fuente de oportunidades de cara a la exportación y a los sectores de logística y almacenamiento.

En tercer lugar intervino Julio Lacuerda, que, como sus compañeros de mesa puso de relieve la difícil situación política de nuestro país, con un gobierno en funciones: “no se puede hablar con nadie desde antes de la campaña electoral”, dijo, para expresar gráficamente el grave parón que está sufriendo España por el bloqueo político.

Lacuerda considera que hay que revisar el gasto público en nuestro país y que se necesitan cada vez más iniciativas plurianuales, así como mayor homogeneidad entre el gasto social del Estado y el resto de Administraciones públicas. También planteó el objetivo de lograr cambios normativos para superar la legislación nacida de la crisis en relación con las condiciones de trabajo de los empleados públicos. «Vamos a exigir el incremento salarial para el año 2020, que puede llegar al 3’85%», anunció.

No hay comentarios

Dejar respuesta

diecinueve − 17 =