La Federación de Mayores del Principado de Asturias, los Jubilados y Pensionistas de Comisiones Obreras y la Unión de Jubilados y Pensionistas de UGT,se han concentrado esta mañana en Avilés, reforzando su compromiso y uniendo sus fuerzas para seguir defendiendo el sistema público de pensiones, un derecho básico del estado social recogido en nuestra Constitución.

En la concentración se dio lectura a un manifiesto, por parte de Manuel Francisco Menéndez, secretario general de la Unión de Jubilados y Pensionistas de UGT Asturias, en el que incidieron en la urgente necesidad de abordar un debate sobre la sostenibilidad del sistema público de pensiones y abogaron para que se desarrolle una “verdadera reforma, que garantice la viabilidad presente y futura” y pensiones dignas y periódicamente revalorizadas con el IPC.

También han manifestado su preocupación por la situación en la que se encuentra el Fondo de Reserva de la Seguridad Social, “que está llegando a su fin, con un exiguo saldo de 5.043 millones de euros, después de la última disposición del Gobierno para abonar las dos pagas de diciembre, que les ha llevado a retirar 3.000 millones de euros”.

El manifiesto conjunto también recogió un rechazo enérgico a las recomendaciones que la OCDE hace a sus estados miembros entre ellos a España de que las pensiones de viudedad no se cobren de por vida.

En cambio, las organizaciones convocantes calificaron positivamente el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para el próximo año, “ya que supone una enmienda a casi la totalidad de las políticas desastrosas vividas en el país desde el año 2011, medidas como la mejora de las pensiones con la revalorización al IPC, la reversión progresiva de los copagos sanitarios, el apoyo a la Dependencia, y otros avances sociales, como la propuesta de aumentar el Salario Mínimo Interprofesional, contempladas en las cuentas de 2019”.

Aún así, han dejado claro que si estas propuestas no salen adelante, por la falta de apoyo de algunos partidos políticos, tendrán “ la obligación de pedir cuentas y exigirles al máximo, por el perjuicio que se puede causar a una parte muy importante de la sociedad, entre ellos, al colectivo de jubilados y pensionistas, uno de los más vulnerables”.

Finalmente dejaron patente su determinación a seguir en la calle “luchando hasta que los compromisos del nuevo Gobierno se materialicen”. También manifestaron su solidaridad con los trabajadores y trabajadoras de Alcoa.

Por su parte, en declaraciones a los medios de comunicación, el secretario general de UGT Asturias, Javier Fernández Lanero, insistió en la propuesta que viene defendiendo el sindicato de establecer la conocida como «cotización de los robots», un impuesto a la productividad y los beneficios derivados de la introducción de robots y nuevas tecnologías para contribuir a la financiación del sistema.

No hay comentarios

Dejar respuesta

11 + diecinueve =