pen, magnifying glass and the working paper with a diagram

Hoy se cumplen 5 años desde que el Gobierno de PP a golpe de decreto, de forma unilateral y despreciando el diálogo social impusiera la Reforma Laboral, que que supuso uno de los cambios más regresivos en la historia del Estatuto de los Trabajadores, y que levantó al país en una huelga general secundada de forma mayoritaria por los ciudadanos.

Bajo los falsos objetivos de creación del empleo y de estabilidad laboral, con que justificó el Gobierno de España su puesta en marcha, se escondía una clara intencionalidad de debilitar las relaciones laborales, los intereses y derechos de los trabajadores.

Los cinco años de aplicación de la reforma dejan un panorama devastador. Un negativo balance que ha propiciado la destrucción de empleo en cantidad y calidad, sustituyendo empleos con derechos por empleos sin protección, precarios y de bajos salarios, debilitando la negociación colectiva y empobreciendo a la clase trabajadora y al conjunto de los ciudadanos. Han crecido la desigualdad, la brecha social y los niveles de pobreza.

En el informe que hemos elaborado, y que se adjunta, se observan claramente los efectos de la reforma en Asturias: los desequilibrios del mercado laboral se manifiestan en forma de mayor temporalidad, cronificación del paro -especialmente entre el colectivo de jóvenes y mayores de 45 años- avance de parados de larga duración, desplome de las tasas de cobertura y contrataciones en las que predomina la excesiva rotación, el tiempo parcial involuntario y los bajos salarios.

Los niveles de pobreza ahora afectan no sólo a los desempleados, pues ha aparecido la figura del “trabajador pobre”.

Lamentablemente, la realidad, contrastada con los datos, da la razón a quienes en su día advertíamos de todos estos efectos. Por eso existen sobrados motivos para seguir exigiendo -con más contundencia aún-, la retirada de esta nociva Reforma Laboral.

Reforma Laboral: Análisis 

No hay comentarios

Dejar respuesta

once + 6 =