El riesgo de recesión económica no solo no se ha alejado sino que se acrecienta en Europa, afirma Cándido Méndez

Los problemas del paro y la precariedad, la negociación colectiva y el modelo futuro de la Unión General de Trabajadores fueron los temas principales que planteó, en la rueda de prensa previa a la XX Convención de delegados de UGT Asturias, Justo Rodríguez Braga.  El Secretario General de UGT Asturias, que compareció acompañado de Cándido Méndez, señaló que UGT es la primera fuerza sindical de Asturias, con 2.227 delegados, el 38,33%  y 41.862 afiliados cotizantes y tras hacer un repaso a las cifras del desempleo y del mercado laboral en Asturias, remarcó su apuesta por la negociación colectiva “para impulsar la recuperación del empleo con derechos”.

Afirmó también que “las políticas de austeridad y recortes impuestas por la Troika y el gobierno de España pueden hacer desaparecer a las clases medias durante muchos años” y reiteró su apuesta por el diálogo social, que en Asturias se materializa en la concertación social que ha dado origen a los planes locales de empleo, a la formación dual, al desarrollo de una estrategia industrial y a numerosas medidas para la sostenibilidad de los servicios públicos.

En cuanto al futuro inmediato de la Unión General de Trabajadores, Rodríguez Braga recordó que hay temas muy importantes para desarrollar en los próximos meses, que emanan de las resoluciones del 41º Congreso, como avanzar hacia tres federaciones, definir el papel de las uniones territoriales y proceder a un cambio en las personas que dirigen el sindicato.

Respecto a las falsas acusaciones del blog Atlántica XXII, publicadas luego por El Mundo”, donde se acusaba a UGT Asturias de desviar fondos destinados a programas de inmigración, el secretario general explicó detalladamente el destino de estas subvenciones y desmintió de forma tajante esas informaciones. Afirmó que “estamos tranquilos y con la mirada puesta en los problemas de los trabajadores. Son acusaciones sin ningún fundamento que nos hace un grupo que pretende descalificar nuestra acción sindical, pero no van a desviarnos de nuestro objetivo de defensa de los trabajadores y los más desfavorecidos.

Por su parte, el Secretario General de UGT, Cándido Méndez, ha afirmado que “el riesgo de recesión económica no solo no se ha alejado sino que se acrecienta en Europa. Hay probabilidades de que nos adentremos en la tercera fase de la recesión económica. Italia ya está en recesión, Alemania y Francia están en estancamiento y España crece muy débilmente, siendo la única referencia de crecimiento en la UE. Pero el riesgo de deflación es muy alto y hay que remediar esta situación”.

En nuestro país, “ha descendido la población activa. Y esto se produce porque la confianza en la recuperación económica por parte de la población no es una confianza sólida, ya que si fuese así, la gente estaría animada y estimulada para incorporarse a la población activa y ha ocurrido al revés”. 

Además, “ni en España ni en Europa tener un trabajo equivale ya a salir de la trampa de la pobreza. Más de 2,4 millones de parados en España están al borde de la exclusión y más allá del umbral de la pobreza. Y en la misma situación se encuentran más de dos millones de ciudadanos que sí tienen empleo”. 

Esta precariedad está basada en “bajos salarios, imposición de reformas estructurales que han debilitado la protección social, el debilitamiento de la negociación colectiva y la ausencia de un compromiso real a favor de la inversión, por lo que el binomio “austeridad-reformas estructurales” hay que sustituirlo por el de “aumento de los salarios-aumento de las inversiones”.

“La gente se está comiendo los ahorros. La evolución del consumo no acredita que haya una mejora de la renta disponible, sino que hay un momento en que las familias, que han ido retrasando decisiones de consumo, no pueden aguantar más la situación y, comiéndose sus ahorros, están contribuyendo a un repunte forzado del consumo”. 

Por ello, “estamos a la expectativa de cuál va a ser la traducción material del plan de inversiones que cifra el presidente Juncker en 300.000 millones de euros para contribuir al empleo y al relanzamiento económico de Europa. Al menos, el presidente Juncker reconoce que son necesarias las inversiones públicas para sacar adelante Europa y abandonar el fantasma de la recesión, el paro, la precariedad y el aumento de las desigualdades”. 

En relación con la noticia de que las entidades financieras de nuestro país han superado los test de estrés del BCE, Cándido Méndez ha señalado que “si encima no lo hubieran hecho, después de las decenas de miles de millones de euros que se han invertido en su saneamiento, estaríamos en una situación deplorable”.

“Ahora, superados estos test, las entidades financieras de nuestro país ya no tienen excusa ni pretexto para abrir la mano en el flujo de crédito hacia las familias y pymes españolas”. 

“Si no se produce la recuperación del crédito cuanto antes, el Gobierno tendrá que abandonar en un plazo de tiempo breve todas sus proclamas en relación a la recuperación económica”. 

Preguntado por el ex Secretario General de SOMA-FITAG-UGT, José Ángel Fernández Villa, Cándido Méndez ha recordado que la organización “reaccionó de manera fulminante al apartarle de militancia en 24 horas”. 

“Se ha abierto un expediente disciplinario que se está desarrollando y esperamos conocer y esclarecer toda la verdad. Dentro de este expediente, hay prevista una comparecencia ante la Comisión de Garantías en la que habrá una oportunidad de conocer la cuestión en profundidad. Hasta el momento no tenemos ningún tipo de información”. 

“Es una situación muy grave y el hecho de que se haya acogido a la amnistía fiscal ya presupone que ha habido una ilegalidad, pero sería intolerable que se pretendiera confundir lo que ha podido ser el comportamiento personal del que fuera secretario general del SOMA con la actividad de dicha organización”. 

Respecto a la posible utilización fraudulenta de los fondos mineros, Cándido Méndez ha manifestado que estos fondos son “públicos, que están sometidos a todo tipo de controles públicos. Por lo tanto, si hay algún tipo de sospecha o inquietud, las administraciones públicas tienen que estar en condiciones de hacer un balance y clarificar la utilización de estos fondos”. ?

No hay comentarios

Dejar respuesta

dos + seis =