Panorámica del centro de cultura Antiguo Instituto Jovellanos en la apertura de la escuela.

El 130 aniversario de la fundación de UGT protagonizó la primera jornada de la Escuela Internacional de Verano, Manuel Fernández López Lito (MFLL) de la UGT de Asturias, que se celebra hasta el jueves en el Antiguo instituto Jovellanos de Gijón.

En las intervenciones de apertura, que dieron comienzo tras un minuto de silencio en memoria de las víctimas del grave accidente de autobús en Avilés, el secretario general de UGT Asturias, Javier Fernández Lanero, quiso hacer un reconocimiento expreso a los cuadros sindicales por la trayectoria de logros de la organización a lo largo de su historia y señaló que “el sindicato está más vivo que nunca” e hizo relación de grandes problemas que la sociedad española tiene encima de la mesa en los que el sindicato está llamado a jugar un papel relevante: violencia de género, desigualdad de género, precariedad laboral, inmigración, siniestralidad laboral, protección social, etc.

Además Fernández Lanero apuntó especialmente a dos cuestiones que serán objeto de debate en la segunda jornada de la Escuela de Verano MFLL, la transición energética y la sostenibilidad del sistema público de pensiones. También aprovechó su intervención para reclamar a las fuerzas políticas el entendimiento necesario para que Asturias cuente con presupuestos. “No puede ser que se atiendan los intereses partidistas antes que los problemas de los ciudadanos”, dijo. Denunció además el bloqueo de importantes convenios sectoriales en Asturias por la incomprensible postura de la patronal, que no acaba de entender que “el AENC, que se firmó a nivel nacional después de un año negociando tiene carácter obligacional”.

A continuación tomó la palabra Fernando Couto, vicealcalde de Gijón, que dio la bienvenida a la ciudad a los participantes de la Escuela y puso de manifiesto “el papel esencial de la UGT en todas las etapas políticas de nuestro país” y alertó sobre los problemas demográfico y de transición energética que se ciernen en estos momentos sobre nuestra comunidad autónoma.

Por su parte, el rector de la Universidad de Oviedo, Santiago García Granda tuvo unas palabras en recuerdo a las movilizaciones estudiantiles de finales de los años 60, cuando estudiantes eran encarcelados y torturados por defender la libertad y la democracia, un objetivo en el que la Universidad coincide con el sindicato.

Finalmente, el presidente del Principado de Asturias, Javier Fernández, pronunció su discurso de apertura de la escuela, una intervención que tradicionalmente ha venido significando la apertura del curso político en Asturias. En la que fue su última intervención en la Escuela como presidente, Fernández habló de la descarbonización y alertó del peligro que puede suponer para la industria española una subida del precio de la energía. “No se pueden dividir los sectores de actividad en buenos y malos”, señaló el presidente, que recordó que la prioridad es dar oportunidades laborales a las personas en paro y que en línea con ello la Ley de cambio climático y transición energética no puede traer consigo una nueva reconversión en Asturias.

Conferencia de Cándido Méndez

A continuación tuvo lugar la primera conferencia, a cargo de Cándido Méndez, ex secretario general de UGT, que fue describiendo la situación y avances de la sociedad española en paralelo al nacimiento y crecimiento de la Unión General de Trabajadores. Méndez destacó las grandes transformaciones en España que tuvieron lugar entre 1900 y 1930, años que coinciden con la consolidación de la UGT y del PSOE y se apoyó en algunas cifras, como el porcentaje de trabajadores en la industria y los servicios, que se duplicó por dos, o el índice de analfabetismo, que se redujo a la mitad.

También se refirió a la época de la guerra civil. “Las tropas franquistas fueron depurando a maestros o a sindicalistas”, apuntó. En este aspecto quiso ser claro en el actual debate sobre la exhumación de los restos de Franco y señaló que “hay elementos que llevan demasiado tiempo sin resolver y esto no es un tema de viejos, también los jóvenes quieren que se resuelva. Y si eso no se ve, las heridas no se van a restañar”.

En cuanto al papel del sindicato en estos últimos años, el ex secretario general afirmó que “la UGT ha jugado un papel fundamental -y en exclusiva- para la democratización de las relaciones laborales”.

No hay comentarios

Dejar respuesta

ocho + 3 =