Carmen Escandón y Carolina Martínez Moreno, durante la jornada.

La Unión General de Trabajadores de Asturias conmemoró el día de la Igualdad Salarial (22 febrero) con una jornada de análisis y debate que contó con la intervención de la catedrática de Derecho del Trabajo y Seguridad Social de la Universidad de Oviedo Carolina Martínez Moreno. En opinión de esta experta, la segregación sexista, la valoración del trabajo y la distribución de tareas domésticas son las claves fundamentales que originan la brecha salarial entre hombres y mujeres.

La profesora, que ofreció una rueda de prensa acompañada por la secretaria de Igualdad de UGT Asturias, Carmen Escandón, afirmó que la segregación ocupacional de mujeres y hombres es una de las cuestiones a tener en cuenta, puesto que hay ciertos trabajos y sectores reservados para hombres o para mujeres y habitualmente son los de las mujeres los que presentan mayor precariedad laboral.

También advirtió que la valoración del trabajo tiene “sesgos de género”, y ello determina que en muchas empresas, en niveles equiparables, la remuneración de los hombre sea mayor. Esto se debe, según Martínez Moreno, a aspectos como las compensaciones por continuidad, antigüedad o asiduidad, que penalizan a las mujeres, por ser las que con mayor frecuencia tienen que encargarse de las cuestiones domésticas.

Este último punto esta relacionado directamente con el tercer factor: la distribución sexista de las tareas, ya que “las mujeres dedican mucho más tiempo a las cuestiones domésticas que los hombres”, lo cual conlleva una serie de imprevistos y contingencias que les afectan en su vida laboral.

Por su parte, la secretaria de Igualdad, Carmen Escandón, explicó el informe realizado por UGT sobre brecha salarial, en el que Asturias figura como una de las comunidades autónomas con mayor diferencia entre las percepciones de hombres y mujeres.

No hay comentarios

Dejar respuesta

9 − 5 =