Javier Fernandez Lanero y José Manuel Zapico, en la sala de prensa de Presidencia en la rueda de prensa posterior a la reunión.

Los secretarios generales de UGT y CCOO de Asturias, Javier Fernández Lanero y José Manuel Zapico, se entrevistaron esta mañana con el presidente del Principado, Javier Fernández para analizar conjuntamente los principales asuntos que están encima de la mesa de cara a los próximos meses, y entre ellos, los problemas que causaría a Asturias la transición energética exprés que se ha anunciado por parte de la ministra de Transición ecológica.

En este sentido, los dirigentes sindicales, han pedido a Javier Fernández que lidere un frente común en Asturias para exigir que la transición energética sea justa, pues están en riesgo miles de puestos de trabajo y la competitividad de la industria y del territorio asturiano en general. “Que venga antes a conocer nuestra realidad y si no saben cómo hacerlo, lo mejor es que se vaya y venga otro”, señaló Javier Fernández Lanero en relación a la ministra, que, en su opinión, está dejándose llevar por un “populismo verde”.

El secretario general de UGT Asturias, que insistió en la necesidad de un pacto de estado en materia de energía, rechazó cualquier tipo de plan social para Asturias en forma de dinero para prejubilaciones, etc. como compensa a la descarbonización. “Lo que queremos es un plan de empleo y estrategias económicas y para el desarrollo de la industria”, apostilló.

Preguntado por un periodista acerca de la posibilidad de movilizaciones, respondió que su organización esperará a ver los planes de la ministra, pues “no sería operativo convocarlas sin conocerlos”. También reclamó un mecanismo para que el Gobierno pueda controlar y regular el mercado de la energía y decidir sobre las centrales térmicas. “Es una vergüenza el coste de la luz y hay que acabar con el actual oligopolio”, concluyó.

En otro orden de cosas, en la reunión también se habló del estado de las infraestructuras en Asturias, aspecto sobre el que los sindicatos avanzaron que van a pedir de inmediato una reunión de la Alianza regional por las infraestructuras pendientes para exigir garantías de los plazos . Fernández Lanero mostró su preocupación en esta materia, por la pérdida de competitividad que supone, y apuntó tres puntos que inciden negativamente en ella, como el peaje del Huerna, las elevadas tarifas aéreas y el retraso de la Variante de Pajares.

Aprovechó también para pedir al presidente “un esfuerzo para que intente acordar con otras fuerzas de izquierda unos presupuestos para Asturias” y para demandar que el nuevo modelo de financiación autonómica se base en la solidaridad interterritorial y tenga en cuenta factores específicos de Asturias, como la despoblación y el envejecimiento.

Por su parte, el secretario general de CCOO, José Manuel Zapico, que valoró la reunión como satisfactoria, pidió al Gobierno central dejarse de “ocurrencias” y “titulares de prensa” y buscar una “propuesta consensuada”. Reivindicó también la continuidad de las minas de carbón más allá de diciembre de 2018 y apostó por combatir el cambio climático “de manera dialogada y pausada en el tiempo, que suponga una transición y no una ruptura”. Cifró en 60.000 los puestos de trabajo en peligro en Asturias, al afectar el cierre de las minas también a las térmicas, a la logística de el puerto de El Musel o a otras industrias por la posible subida de los precios de la energía.

No hay comentarios

Dejar respuesta

cinco × dos =