Cabecera de la manifestación.

Miles de personas participaron en la manifestación de ayer en Gijón, convocada por UGT y CCOO contra el encarecimiento de la vida y por subidas salariales que permitan mantener el poder adquisitivo, cuestiones a las que hay que añadir, entre otras, la derogación de la reforma laboral y la reforma de las pensiones.

La manifestación coincidió con otras en diversos lugares de España dentro del calendario de movilizaciones que se está llevando a cabo. Salió de la plaza de El Humedal y finalizó en la plaza del Ayuntamiento, donde intervinieron los secretarios generales de ambos sindicatos.

Javier Fernández Lanero, de UGT Asturias, recordó cómo en España ha nacido la figura del “trabajador pobre: aunque tiene empleo, no llega a fin de mes”. Desde su punto de vista “estamos ante una gran estafa laboral que nos quieren imponer el Gobierno y los empresarios: cuando España iba mal había que apretarse el cinturón, pero ahora que el país crece al 3% nos siguen diciendo lo mismo”. Respecto a los empresarios señaló que “no nos están haciendo ni puñetero caso, y si se van a seguir riendo de nosotros les espera una primavera caliente, porque estamos hartos”.

En su turno de palabra, Antonio Pino, de CC OO Asturias, acusó a los empresarios de “no permitir un crecimiento de los salarios” en relación al encarecimiento de la vida. También afirmó que las políticas del gobierno del PP “han traído precariedad, desigualdad y pobreza laboral” y alertó de que “si el mensaje que estamos lanzando con estas movilizaciones no es oído y atendido por el Gobierno y los empresarios vamos a seguir movilizándonos de manera sostenida y creciente”.

La siguiente protesta está fechada para el miércoles 22, en Oviedo, con una concentración frente la sede de Federación Asturiana de Empresarios.

manifestacion-19-febrero manifestacion-19-febrero-3

No hay comentarios

Dejar respuesta

7 + 17 =