Javier Fernández Lanero, en declaraciones a los medios de comunicación previas a la celebración del III Comité del sindicato, manifestó que no existen razones objetivas para que los grupos de izquierdas no alcancen un acuerdo que permita aprobar el proyecto de presupuestos de 2018, aunque señaló que no cabe demasiado optimismo porque parece que “el pacto político hoy en día no cotiza al alza”.

El secretario general de UGT Asturias insistió aún así en la necesidad de hacer un último esfuerzo en llegar a acuerdos: “en vez de invertir tanto tiempo en buscar argumentos que justifiquen el desacuerdo, que lo empleen en buscar los puntos de encuentro, porque los ciudadanos de Asturias necesitamos presupuestos”, sentenció.

El secretario general interviene ante el comité de UGT Asturias.

Fernández Lanero también habló sobre la concertación, ante la celebración este martes de la reunión de la denominada mesa grande, donde se realiza el seguimiento de los acuerdos. En este aspecto señaló que hay algunos que le preocupan porque no avanzan bien, en referencia a las cláusulas sociales en la contratación. El secretario general mostró, además, su preocupación ante la indefinición de una política energética para el país y volvió a pedir un pacto de estado por la energía.

En esta línea advirtió que Asturias se jugará mucho en los próximos seis años en materia industrial “y como el plan sea subir los costes eléctricos y los costes por emisión de CO2 al ambiente nos encontraremos con una nueva reconversión industrial”.

“Tenemos que apostar por la industria y no se están siguiendo los pasos adecuados para ello”, insistió Fernández Lanero.

Así, mostró su preocupación en relación a la subasta eléctrica de esta semana que, desde su punto de vista “sigue estando muy lejos de lo deseable, recorta plazos, disminuye los paquetes y en definitiva hace muy difícil que las empresas puedan invertir y saber cuál va ser el coste de la energía”.

“Primero debemos decir cuánta energía necesitamos, segundo como la vamos a generar –sin o con renovables, térmicas, ciclos combinados…- porque necesitamos saber cómo va a influir para las personas, con la subida de la luz, y para las empresas”.

El secretario general reiteró la apuesta del sindicato por un mix energético que contemple todas las energías y que la descarbonización se lleve a cabo de una manera justa con el empleo y las comarcas mineras. “En ese transición justa creemos que hay que seguir contando con el carbón nacional”, recalcó.

No hay comentarios

Dejar respuesta

1 × tres =