Javier Fernández Lanero, secretario general de UGT Asturias, ofreció esta mañana una amplia rueda de prensa en el contexto de la Feria Internacional de Muestras de Asturias donde el sindicato tiene un stand, en la que analizó la actual situación en términos laborales, económicos y políticos.

Ante los medios de comunicación, el secretario general expuso con detalle algunas de las materias que en este momento central la actuación del sindicato, como la defensa del sistema púbico de pensiones o la exigencia de una subida salarial acorde con el crecimiento económico del país. También analizó la situación política, aspecto en el que manifestó con rotundidad su apuesta por un acuerdo entre los partidos de izquierda, a quienes pidió dejar de lado el tacticismo y anteponer los intereses de la ciudadanía a los de las propias formaciones políticas.

“La izquierda está condenada a entenderse, este es el momento porque nunca hubo tanta corrupción y no valen los tacticismos”, dijo.

En cuanto a su análisis de la situación socioeconómica, el secretario general manifestó que “es verdad que la situación es mejor que hace cuarenta años, solo faltaba eso”, pero la realidad es que se está “viviendo una estafa laboral, en alusión a la precariedad y los bajos salarios que caracterizan el mercado laboral español desde la reforma laboral.

Fernández Lanero reivindicó el índice de precios al consumo (IPC) como un “valor objetivo” para actualizar salarios y pensiones y ha critcó a la Patronal por intentar ligar los salarios a un valor “subjetivo” como la rentabilidad o los beneficios.

Afirmó también que a la sombra de la reforma laboral han proliferado empresas multiservicios que tienen a sus trabajadores en “precariedad laboral absoluta con salarios que al límite del mínimo interprofesional”. En su comparecencia, abogó por un salario mínimo interprofesional de 1.000 euros, por recuperar los contratos relevo a los 60 años y por una reforma fiscal integral que acabe con la economía sumergida.

Finalmente defendió la legalidad de los cursos de formación impartidos por el sindicato y criticó “el goteo de informaciones viejas” sobre la investigación de un presunto fraude porque “no tiene sentido y perjudica a la UGT”.

No hay comentarios

Dejar respuesta

dieciocho − 16 =