Las cifras de despidos a través de expedientes de regulación de empleo experimentan un fuerte incremento en lo que va de año y rompe así la tendencia decreciente que venían presentando desde el año 2013 donde se había logrado el valor máximo influenciado por las mayores facilidades que la reforma laboral otorga a los despidos.

Esta tendencia al alza se confirma en el análisis de las distintas fuentes estadísticas disponibles que coinciden en el punto de inflexión en el año 2017. De acuerdo con SADEI en los diez primeros meses del año los trabajadores despedidos aumentan un 83% (130 despedidos más que en el mismo periodo del año anterior), contabilizándose 286 trabajadores despedidos.

Según datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social la cifra de trabajadores despedidos con medidas de regulación de empleo muestra un repunte en lo que va de año (acumulados hasta agosto) contabilizando 100 despedidos más en términos interanuales y sitúa la cifra en niveles previos a la crisis.

A la UGT nos preocupa la desprotección que sufren los trabajadores en todos los aspectos, ya que a día de hoy están sufriendo una fuerte precarización de sus condiciones laborales y pérdida de derechos, un mayor riesgo de despido unido a una menor protección frente al desempleo donde a día de hoy más del 50% de los desempleados ya no tiene derecho a prestación. Ante este panorama desde la UGT exigimos la derogación de la reforma laboral.

No hay comentarios

Dejar respuesta

cuatro × 1 =