De acuerdo con los datos del Servicio Público de Empleo, relativos al mes de noviembre, el paro desciende un 8,5% en términos interanuales (7.860 parados menos que hace un año), contabilizándose 84.114 desempleados. La afiliación a la Seguridad Social también muestra un comportamiento positivo con un incremento de 5.597 afiliaciones más (1,6% en términos porcentuales frente al 3,2% de media en el país).

El desempleo cae en todos los sectores, destacando la construcción con un descenso del 17,4% (1.792 parados menos) y la industria con el 12% (971 desempleados menos); ambas con caídas superiores a la media nacional. A continuación se sitúan los servicios con el 6,9% y 4.368 desempleados menos, y finalmente el sector primario con un 5,5% (93 desempleados menos).

Entre el colectivo de parados de primer empleo el paro cae un 7,5%, similar a la media española (7,6%). Cabe destacar en el caso de la construcción que la fuerte caída del paro es debida en parte al descenso de población activa en este sector. En comparación con el mes anterior destaca la industria con el mayor retroceso del paro (1,8%), seguida de la construcción (0,9%) y el sector primario (0,4%), mientras que en el sector servicios aumenta el desempleo un 1,1%.

A pesar de los datos de descenso del paro y aumento de la afiliación, nos preocupa la mala calidad del empleo, mayoritariamente temporal, a tiempo parcial y con bajos salarios. Estas malas condiciones laborales hacen que las tasas de pobreza y exclusión social continúen aumentando (24,2%), afectando no sólo a las personas desempleadas sino que se extiende también a los trabajadores, así como la dificultad de los hogares para llegar a fin de mes o hacer frente a gastos imprevistos.

En el mes de noviembre se registraron 27.448 contratos en Asturias, lo que supone una subida interanual del 9,8%. No obstante, este incremento es mayoritariamente temporal, de manera que los contratos temporales absorben el 92,1% del total, lo que arroja una ratio de un contrato indefinido por cada 12 temporales.

Preocupa la cada vez menor cobertura frente al desempleo donde la tasa se sitúa en el 46,3%, lo que indica que en torno al 54% de los parados ya no tiene derecho a prestación, esto es 2,7 puntos porcentuales menos que el año anterior. A esta menor cobertura se une la mala calidad ya que a medida que se prolonga la permanencia en situaciones de desempleo se produce un trasvase de beneficiarios de prestación contributiva hacia prestaciones de nivel asistencial, que son de menor cuantía.

En el ámbito de la negociación colectiva para la UGT es imprescindible dar un impulso a los salarios, para recuperar el poder adquisitivo perdido en estos años de crisis, y así reactivar el consumo y la actividad económica. A nivel regional reiteramos la importancia de que Asturias cuente con unos presupuestos para el año 2017, por lo que demandamos un esfuerzo a los grupos políticos para sacar adelante unas cuentas con marcada orientación social y de impulso al empleo estable y de calidad. Asimismo, deben acelerarse las medidas recogidas en el acuerdo de concertación regional.

No hay comentarios

Dejar respuesta

dos × 5 =