Paro registrado en junio: la temporalidad sigue siendo la nota dominante

A pesar de la mejora de los datos, sigue avanzando la precariedad laboral que, junto al descenso de la cobertura frente al desempleo, elevan la desigualdad y las tasas de pobreza, reduciendo las posibilidades de crecimiento económico.

0
1261

En el mes de junio se contabilizaron 83.453 parados en Asturias, arrojando una caída interanual del 6,5%, inferior a la media del país (8,6%). La afiliación a la Seguridad Social sube un 1,3% (4.671 afiliaciones más). La contratación sigue siendo mayoritariamente temporal, así del total de contratos registrados en junio el 93% son temporales, lo que arroja una ratio de 1 contrato indefinido por cada 13 temporales.

Destaca negativamente el descenso en las tasas de cobertura, que caen 4 puntos en comparación con el año anterior, y a día de hoy el 53,4% de los parados no cobra prestación. Este hecho se explica en parte por la prolongación de la situación de paro, donde el paro de larga duración supone el 60,5% del total de desempleo. Esta caída en la cobertura hace que aumenten las tasas de pobreza y exclusión social que se elevan al 24,2% (en torno a 5 puntos porcentuales más que en 2008) y con ello se disparan los hogares con dificultades para llegar a fin de mes.

A nivel sectorial, el paro cae en términos interanuales en todos los sectores, destacando la construcción con el mayor descenso (15,8%). Le siguen la industria (9,2%), los servicios (4,5%) y la agricultura (1,2%). Entre el colectivo de parados de primer empleo cae un 6,7%.

No obstante, esta mejora de los datos se debe en parte al efecto estacional y también al efecto desánimo que hace que muchos desempleados abandonen la búsqueda activa de empleo. A la vez que las condiciones laborales de los que tienen empleo son cada vez más precarias y con unos salarios menores, por ello se produce un claro deterioro de las condiciones de vida de los ciudadanos donde la pobreza y la exclusión social continúan avanzando.

En definitiva desde UGT insistimos: en la necesidad de terminar con la precariedad laboral y los bajos salarios, con el exceso de temporalidad que reduce las posibilidades de crecimiento económico al restar competitividad y frenar el consumo. En este sentido es necesario derogar las reformas laborales que han incidido muy negativamente en las condiciones laborales de los trabajadores.

Asimismo es urgente conformar a nivel nacional un gobierno estable y llegar a pactos en el ámbito político para hacer frente y dar solución a los problemas de los ciudadanos.

En el ámbito regional debemos poner en marcha todas las medidas pactadas en el acuerdo de concertación regional, entre las que se encuentran: las destinadas a crear empleo estable y de calidad y mejorar la protección a los colectivos más vulnerables.

No hay comentarios

Dejar respuesta

veinte − 19 =