El tercer trimestre del año 2019 muestra nuevamente la debilidad del mercado laboral asturiano que continúa deteriorándose, al registrarse una nueva pérdida de activos, un aumento del paro y una fuerte destrucción de empleo.

La ocupación cae en 8.300 ocupados en términos interanuales (2,1%), destacando con la mayor destrucción de empleo del país. El paro crece un 6,3% (3.800 parados más que hace un año) la tercera mayor subida, a ello se une el descenso en la población activa con una pérdida de 3.200 activos (0,4%).

Nos preocupa la mala evolución del sector industrial que está afectando negativamente al resto del empleo, y registra una caída interanual del 3,6% (2.000 ocupados menos).

A estos malos datos se unen otras deficiencias importantes que se están cronificando en nuestro mercado laboral y que hay que atajar de manera inmediata. La temporalidad es la nota dominante del empleo, registrando una fuerte subida y ya se sitúa en el 27% (por encima de la media nacional: 26,7%). A esto se une el aumento del paro de larga duración que sube un 18,1%, e implica que el 56% de los parados asturianos lleva más de un año buscando empleo (41% más de dos años).

Como viene siendo habitual, Asturias presenta la tasa de actividad más baja del país: 50,7% (8 puntos menor que la española). Además de la menor tasa de empleo: 43,4% (7,1 puntos por debajo de la media nacional).

Para la UGT es urgente poner en marcha medidas para revertir este balance desfavorable y que pasa por derogar las reformas laborales (2010 y 2012), a la vez que se persiga el fraude en la contratación con especial incidencia en la temporalidad  injustificada y la parcialidad, además de acabar con figuras como los “falsos autónomos” o las nuevas formas de explotación laboral, para ello es fundamental reforzar la Inspección de Trabajo con medios económicos y humanos. A la vez que se potencien las políticas activas de empleo para mejorar la inserción laboral de los desempleados y se refuerce la protección social dado que el paro de larga duración supone que las prestaciones se van agotando y es necesario dar cobertura a estas personas. Otra deficiencia son las diferencias de género que continúan creciendo y que es necesario reducir a través de políticas que mejoren la situación de las mujeres en el mercado laboral.

En el ámbito regional es necesario poner el acento en la industria por la importancia que este sector tiene sobre el conjunto de Asturias y las amenazas que se ciernen sobre ella. Y por ello es necesario poner en marcha medidas que reviertan esta situación, siempre enmarcadas en el ámbito del diálogo social y el consenso como ha venido sucediendo hasta ahora.

No hay comentarios

Dejar respuesta

siete + veinte =