Los trabajadores de Alcoa arropados por 50.000 personas, en una de las manifestaciones más grandes que se recuerdan en Avilés y en Asturias, clamaron en defensa del empleo y contra el cierre de las plantas de Avilés y A Coruña. Con el lema “Alcoa no se cierra” partió a las 19:00 horas de la Plaza del Vaticano y finalizó en la Plaza del Ayuntamiento, abarrotada ya antes incluso de que desembocase en ella la cabecera de la multitudinaria marcha que trascendió el problema de Alcoa y se convirtió en un llamamiento para la defensa de la industria asturiana en su conjunto.

Al inicio de la misma, el secretario general de UGT Asturias, Javier Fernández Lanero, resumió los motivos de la movilización: “Respeto, dignidad y una solución para la plantilla de Alcoa. Eso es lo que pedimos. Y esto es un mensaje inmediato para Alcoa: contigo o sin ti, pero el futuro tiene que estar garantizado”.

Los sindicatos han manifestado su oposición total a este ERE y exigen su retirada inmediata, ya que nuestro país no puede permitirse perder la producción de aluminio fundido y pasar a depender de terceros países para este segmento fundamental de la economía española.

No hay comentarios

Dejar respuesta

4 − dos =