El mes de agosto arroja un nuevo descenso interanual del paro en Asturias: 4,1% (2.803 parados menos), caída superior a la media nacional (3,7%), y situándose el nivel de paro en 65.490 parados. En relación al mes anterior también nuestra región muestra un comportamiento más favorable que la media del país. Los datos de afiliación a la Seguridad Social presentan un comportamiento positivo con una subida interanual del 1,4% (5.013 afiliaciones más), por debajo de la media del país donde aumenta un 2,6%.

Por sectores de actividad, en comparación con el año anterior la caída del paro es generalizada entre todos ellos, destacando la construcción con el mayor descenso, seguida de la industria. Este hecho explica, entre otros, cómo los hombres se están viendo más favorecidos por el retroceso del desempleo presentando una caída (5,9%) muy superior a la de las mujeres (2,8%), siendo estas últimas también las que concentran mayor nivel de paro (58% del total).

Esta aparente evolución positiva del paro se ve empañada por la mala calidad del empleo donde la nota dominante es la temporalidad, de manera que del total de contratos registrados en el mes de agosto el 95% fue temporal, lo que arroja una ratio de un contrato indefinido por cada 17 temporales. Un mes más cabe destacar el desplome de la contratación indefinida con un 36,1% interanual (20% en el conjunto del país).

A pesar de los buenos resultados que arrojan las campañas que viene realizando la Inspección de Trabajo, el fraude es tan elevado que requiere un mayor aumento de recursos tanto económicos como humanos para luchar contra esta lacra. Es necesaria también una mayor implicación de las empresas para generar empleo estable. Asimismo hay que aumentar los recursos para políticas activas de empleo que contribuyan a atraer y retener al talento joven, y para luchar contra las diferencias de género. También cabe recordar la necesidad de potenciar la industria, a través de un plan industrial, dada la importancia que este sector tiene en la economía asturiana y por generar un empleo de mayor calidad.

Todos estos aspectos deben tenerse en cuenta a la hora de abordar las negociaciones que los agentes implicados debemos iniciar de cara alcanzar un nuevo acuerdo de concertación regional.

No hay comentarios

Dejar respuesta

3 × 1 =