42325956 - serious staff woman wrting on notepad at supermarket

En el mes de octubre el paro muestra un nuevo descenso interanual en Asturias: 7,3% (6.074 desempleados menos), en línea con la media del país (7,9%), y sitúa el nivel de desempleo en 77.600 parados. A nivel sectorial, todos presentan caídas del paro destacando en términos absolutos los servicios con 3.267 parados menos, que supone el 54% del descenso total.

En comparación con el trimestre anterior el desempleo muestra una subida del 2%, ligeramente por encima de la media del país (1,7%).

Las afiliaciones a la Seguridad Social arrojan una subida interanual (1,7%), si bien más débil que la media del país donde aumentan un 3,5%.

Detrás de las cifras de paro y afiliación se esconde una cada vez peor calidad del empleo, donde del total de contratos registrados en el mes de octubre el 91% son temporales. A esto se añade la precarización del desempleo al continuar cayendo las tasas de cobertura hasta el punto de que a día de hoy el 55% de los parados ya no cobran prestación.

Cabe señalar cómo los datos muestran las fuertes diferencias de género siendo los hombres los que se ven favorecidos mayoritariamente por la caída del paro, con un descenso del desempleo (10%) que duplica al de las mujeres (5%). Otros colectivos como los mayores de 50 años están sufriendo también mayores problemas de inserción laboral.

Por ello desde la UGT continuamos demandando un plan de choque por el empleo en el que se garantice una prestación económica a los parados y se mejore su empleabilidad e inserción laboral. En resumen un plan cuyo objetivo sea la creación de empleo estable y con derechos que garantice un nivel de vida digno a las familias. Es necesario también mejorar e impulsar los servicios públicos de empleo dotándolos de los medios económicos y humanos necesarios.

La positiva marcha de la economía tiene que llegar a todas las personas, sólo así el crecimiento será sostenible y duradero, y eso pasa por mejorar las rentas salariales que han sido las que han soportado los ajustes en los peores años de la crisis y con ello se ha disparado los niveles de pobreza y exclusión social. Por ello desde la UGT exigimos que ningún convenio colectivo recoja salarios por debajo de los 1.000 euros.

No hay comentarios

Dejar respuesta

7 + tres =