La cifra de desempleados en Asturias es de 77.924 personas.

En el mes de noviembre el paro arroja una nueva caída interanual: 7,4% (6.190 parados menos), inferior a la media nacional (8,4%), con lo que la cifra de desempleados se eleva a 77.924 parados. A nivel sectorial el descenso del paro se da en todos los sectores destacando los servicios con el mayor retroceso en términos absolutos (3.572 parados menos, que supone el 57,8% del descenso total regional de parados). En comparación con el mes anterior el desempleo registra un repunte del 0,4% (0,2% a nivel nacional).

Las afiliaciones a la Seguridad Social arrojan una subida interanual (1,7%), si bien más débil que la media del país donde aumentan un 3,6%, y destacando con el menor crecimiento de todo el conjunto autonómico.

A pesar de la caída del paro y el aumento en la afiliación los datos muestran un avance de la temporalidad que se refleja en el hecho de que del total de contratos registrados en el mes de noviembre el 92% es temporal, lo que arroja una ratio de un contrato indefinido por cada 12 temporales. Por otra parte, sigue aumentando la contratación a tiempo parcial que en su mayoría es involuntaria y fraudulenta. A la mala calidad del empleo se une la cada vez peor cobertura frente al desempleo donde a día de hoy el 54% de los parados ya no cobra prestación.

Las diferencias de género continúan acentuándose siendo los hombres los más favorecidos por la caída del paro con un descenso del 9,6% frente al 5,5% de las  mujeres. Con lo que las mujeres absorben el 56% del total de paro, asimismo el colectivo femenino sufre de manera más intensa la precariedad del empleo con mayores niveles de temporalidad y parcialidad involuntaria.

Los datos ponen de manifiesto el tipo de empleo que se está creando, mayoritariamente temporal y a tiempo parcial involuntario unido a bajos salarios que impiden mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos. Ante esta situación el Gobierno a nivel nacional debe cambiar su política económica para que el crecimiento económico llegue a la ciudadanía y así se pueda reducir el elevado nivel de pobreza y desigualdad social que deja la injusta política puesta en marcha para superar la crisis.

A nivel regional es necesario un esfuerzo por los grupos parlamentarios de la izquierda que permita un acuerdo para que Asturias cuente con unos presupuestos en el año 2018 que impulsen la actividad económica y productiva y también el empleo de calidad. En esa misma línea desde la UGT demandamos un mayor impulso en las medidas recogidas en el acuerdo de concertación principalmente las dirigidas a la creación de empleo de calidad y la protección social.

No hay comentarios

Dejar respuesta

13 − Diez =