El máximo órgano del sindicato entre congresos se reunió esta mañana con carácter extraordinario para analizar y votar el documento, que ya está ultimado tras cuatro meses de negociación

El comité de la Unión General de Trabajadores de Asturias celebrado esta mañana con carácter extraordinario, con el único punto del orden del día de análisis y votación del documento de concertación autonómica, decidió por unanimidad suscribir el contenido del mismo y dio, por tanto, su visto bueno para que el sindicato proceda a la firma de la concertación regional. CCOO y FADE debatirán también esta cuestión en sus órganos internos en los próximos días.

Tras cuatro meses de negociación entre gobierno, sindicatos y empresarios se ha llegado a este documento, titulado Acuerdo para la competitividad económica y la sostenibilidad social (ACESS), que tendrá vigencia hasta 2019.

En su intervención ante el comité, el secretario general de UGT Asturias, Justo Rodríguez Braga, destacó el valor de la concertación como herramienta clave para afrontar la crisis e impulsar la actividad económica, el empleo y la cohesión social. Señaló también que este acuerdo establecerá unas líneas generales, por lo que la firma del mismo establecerá un punto de partida, pues habrá que ir desarrollándolo y controlando su aplicación en las diferentes mesas de seguimiento y evaluación que están previstas.

La nueva concertación supone un compromiso de gasto de 1.742 millones de euros en los próximos cuatro años, a razón de 435 millones anuales, de los que el 25% se destinan a actividad productiva, el 13,5% a inserción laboral, el 26% a inversiones y el 35,5% a innovación y sostenibilidad social.

Los objetivos del ACESS son la recuperación económica y la cohesión social, para generar empleo de calidad. Para ello se apuesta por un desarrollo económico sostenible, por la mejora de la productividad y competitividad de las empresas, por la creación de empleo en cantidad y calidad, favoreciendo al inserción laboral y por incrementar los niveles de empleabilidad, especialmente entre los colectivos más desfavorecidos.

Se pretende también favorecer el empleo por cuenta ajena, el autoempleo y el emprendimiento. Y con todo, que el crecimiento económico repercuta en el incremento y mantenimiento del bienestar social, asegurando la sostenibilidad de los servicios públicos esenciales (educación y sanidad) y el sistema de protección social. Para todo ello se estructura en cuatro mesas o grandes objetivos:

1. Impulso sectorial y mejora de la competitividad

 Se proponen como contenido concreto:

a) El desarrollo de los planes sectoriales una vez identificados una serie de sectores con potencial de crecimiento y capacidad de arrastre sobre la economía y el empleo regional. Las mesas sectoriales son:

–        Foro por la Industria

–        Agroalimentario

–        Forestal

–        Turismo

–        Comercio

–        Construcción

–        Transporte y logística

–        Tecnologías de la información y comunicación.

–        Sociosanitario

Asimismo, se acuerda la creación de un grupo de trabajo para analizar los denominados Servicios Facilitadores para el estudio de los problemas específicos de este sector.

b) Las medidas transversales de promoción económica y competitividad. En este punto se recogen las prioridades establecidas en los sectores. Se trata de medidas de financiación, crecimiento e internacionalización, innovación y desarrollo tecnológico, excelencia en la gestión, energía e infraestructuras y simplificación administrativa, contratación pública, economía sumergida y morosidad. Destacan aquí medidas novedosas como la inclusión de cláusulas sociales en la contratación pública siguiendo la directiva 20-14/24/UE del Parlamento y del Consejo sobre contratación pública.

Los planes sectoriales y las políticas transversales estarán coordinadas entre sí y de acuerdo con los objetivos, los inventarios y las tecnologías facilitadoras identificadas en la Estrategia de Especialización Inteligente de Asturias RIS3. Contemplando medidas para las diferentes fases del ciclo biológico de las empresas (Creación, Crecimiento, Consolidación e Internacionalización).

La política sectorial y el sistema de promoción económica están además coordinados con los objetivos y contenido del RIS3, lo que permite captar fondos europeos de financiación.

2.- Mesa de inserción laboral y mejora de la empleabilidad

Recoge medidas para impulsar la creación de empleo, la calidad del mismo y sus condiciones y mejorar las relaciones laborales. Así, se recogen iniciativas en diferentes campos, destacando el mantenimiento de los planes locales de empleo, medidas específicas para colectivos con mayores dificultades, la formación profesional dual con contrato laboral en la empresa y se abordan materias novedosas como la racionalización de horarios.

Además se impulsa el autoempleo en sus dos modalidades: individual (autónomos) y colectivo (economía social).

3.- Mesa para el desarrollo territorial sostenible

Destacan en este apartado actuaciones de carácter inversor que van desde la ordenación sostenible y equilibrada del territorio (área central metropolitana y zonas rural y litoral), actuaciones en suelo industrial (destacando ZALIA), la conectividad territorial con una apuesta por la intermodalidad y las infraestructuras físicas, tanto regionales como nacionales en materia de carreteras, ferrocarril, puertos, aeropuertos, así como actuaciones de movilidad en el área central y áreas rurales, la promoción del ferrocarril o la penetración urbana del transporte interurbano y el impulso de las TICs.

Se recogen igualmente medidas inversoras en infraestructuras ambientales de saneamiento, abastecimiento y residuos y se apoyará el avance de la economía baja en carbono y de la ecoexcelencia empresarial.

4.- Mesa para la innovación y la sostenibilidad social

Se abordan actuaciones divididas en tres grandes áreas: Servicios Sociales, Sanidad y Educación. En estas dos últimas resalta como novedad la participación de FADE a diferencia de lo que venía ocurriendo en épocas anteriores de concertación.

Cabe poner de relieve la coordinación para la inserción de los perceptores del salario social con los planes locales de empleo, así como la coordinación y mejora de la calidad en el sistema de protección social, las ayudas al alquiler, a la compra de vivienda protegida, a la rehabilitación y construcción sostenible y ordenada y la lucha contra la exclusión residencial.

Se recogen también iniciativas en materia de educación y sanidad pública para asegurar su sostenibilidad y calidad, destacando como novedad la apuesta por reducir las lista de espera en el ámbito sanitario, así como el fomento de la investigación biomédica (FINBA y HUCA).

Finalmente el seguimiento del acuerdo se realizará a través de:


–        Comisión de Evaluación (marzo y octubre) encargada del seguimiento, interpretación, evaluación y capacidad de modificación del acuerdo.

–        Comisiones de Seguimiento (febrero, mayo, septiembre).

–        Impulso sectorial y mejora de la competitividad.

–        Mesa de inserción laboral y mejora de la empleabilidad.

–        Mesa para el desarrollo territorial sostenible.

–        Mesa para la innovación y la sostenibilidad social.

–        Mesas sectoriales (dependen de la mesa 1).

 

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

1 × 1 =