El 7,1% de los hogares asturianos llegan con mucha dificultad a fin de mes

La difícil situación económica, el elevado paro y la precarización de las condiciones laborales han empobrecido a los ciudadanos de manera preocupante. Los datos de Asturias durante 2014 reflejan cómo aumentan los hogares con dificultad para llegar a fin de mes y para cubrir necesidades básicas como el uso de la calefacción o pagos como hipoteca o recibos de gas y comunidad.

El Secretario General, Justo Rodríguez Braga, presentó recientemente el balance UGT Asturias del año 2014, que dedica un capítulo a las crecientes dificultades con que se encuentran las familias asturianas, y manifestó que los datos concernientes a pobreza y desigualdad contradicen abiertamente los mensajes triunfalistas del Gobierno central, que no se corresponden con la realidad que se está viviendo.

Los elevados niveles de paro, el agotamiento de las prestaciones por desempleo y la menor calidad de éstas, debido a que con la prolongación de la crisis los desempleados van agotando sus prestaciones contributivas y van pasando a las de carácter asistencial, que son de menor cuantía; la precariedad del empleo, caracterizado por la temporalidad; los contratos a tiempo parcial y la devaluación salarial; el desigual reparto de las cargas de la crisis; el debilitamiento de la negociación colectiva; una menor protección social y una pérdida de calidad de los servicios públicos esenciales han conducido a la población a situaciones de pobreza alarmantes.

De acuerdo con la encuesta de condiciones de vida, que elabora el INE, la renta anual neta media por hogar viene descendiendo de manera continuada desde el año 2009. En asturias se situó en 25.704 euros en 2013 (1.660 euros menos que en 2012 y 5.177 euros menos respecto a 2009).

Desde que irrumpió la crisis se ha producido una escalada en el número de hogares que llegan con dificultad a fin de mes. Así, el 7,1% de los hogares asturianos llegan con mucha dificultad a fin de mes; el 13,4% con dificultad y el 22,5% con cierta dificultad. Se triplican los hogares que sufren retrasos en pagos relacionados con la vivienda (4,6% en 2013) y el 26,6% de los hogares no tienen capacidad para afrontar gastos imprevistos.

A la caída de renta de los hogares se une el aumento del precio de la electricidad que hace que el número de hogares que no pueden mantener su vivienda a una temperatura adecuada se haya duplicado pasando del 4,2% en 2008 al 10,1% en 2013 (1 de cada 10 hogares).

El informe de caritas “informe sobre exclusión y desarrollo social en el principado de asturias 2014” arroja datos desoladores:

El 17,2% de los hogares asturianos está en exclusión social y el 7,7% en exclusión severa.

El 14% de los asturianos está afectado por exclusión de la salud: el 8,2% no se puede permitir los tratamientos necesarios para la conservación de la salud y el 2,8% de las familias no puede mantener una alimentación suficiente y equilibrada.

En este contexto, el gobierno está eludiendo su obligación de protección social y dejándola en manos de ONGs, por lo que nos dirigimos hacia un estado de asistencia social. 

No hay comentarios

Dejar respuesta

cuatro × dos =