El Gobierno continúa caminando por la senda equivocada y sigue agarrándose a la recuperación en ciernes que arrojan algunos indicadores económicos, pero que no alcanza a las personas.

El sábado,  29 de noviembre,  dentro de la jornada de movilización convocada en las principales ciudades del país, bajo el lema 'Dignidad y derechos' hemos convocado, junto con CCOO, una concentración tendrá lugar a las 12.00 horas frente al Ayuntamiento de Avilés.

La protesta se convoca contra las políticas económicas y sociales del Gobierno, que quedan reflejadas en los Presupuestos Generales del Estado para 2015, y para influir en el desarrollo del diálogo social, que está teniendo lugar, fundamentalmente en lo que afecta a la inversión y los servicios públicos, el empleo de calidad, la recuperación del poder adquisitivo de los salarios y, de manera singular, la protección a las personas desempleadas.

UGT y CCOO llamamos a la movilización  este 29 de Noviembre porque solo sumando fuerzas será posible erradicar las políticas fracasadas como las estampadas en los Presupuestos Generales del Estado para 2014, ahora en el Senado.

El Gobierno continúa caminando por la senda equivocada y sigue agarrándose a la recuperación en ciernes que arrojan  algunos indicadores económicos, pero que no alcanza a las personas. La crisis ha golpeado salvajemente a millones de personas; ha empobrecido a los pensionistas, a los empleados públicos,  a los jóvenes, a todos  los trabajadores y a las trabajadoras en general, y no se percibe un cambio  de rumbo en la situación.

La radiografía de nuestro mercado laboral es demoledora: 5.427.700 personas en desempleo, continua descendiendo la población activa,  se deterioran cada vez más  las condiciones de trabajo, desciende el empleo estable y crece el temporal, el parcial no voluntario y precario.

A la par que  se ha degradado el mercado de trabajo, han  crecido  las desigualdades, se ha extendido la pobreza, se han recortado de forma persistente derechos y libertades, se ha debilitado  el Estado de bienestar, de forma incomprensible en tiempos de crisis; se han  reducido servicios públicos  y hay menos recursos para  la educación, la sanidad, la investigación y el desarrollo, la justicia, las administraciones públicas, y la atención a las personas.

Por este motivo, animamos a participar  en las movilizaciones para  reclamar:

•  Más inversión y servicios públicos, porque es necesario impulsar  la reactivación económica con mayor implicación de las Administraciones Públicas; reducir el desempleo; contribuir al cambio  de  modelo  productivo,  impulsando la ciencia  y tecnología, la I+D+i; y fortalecer las políticas sociales, extendiendo la protección por desempleo para  aquella población con especial necesidad, implementando un sistema  de prestaciones sociales básicas coherente para  todo el Estado, recuperando el sistema de atención a la Dependencia y fomentando que las pensiones no pierdan poder  de compra.

•  Empleo de calidad, porque se están empeorando las condiciones de trabajo, y cada vez hay menos empleo estable, menores salarios y más  temporalidad y precariedad. Son necesarios recursos para,  mediante formación  y empleo, impulsar  el acceso a la contratación y, por tanto,  la empleabilidad de las personas.

•  Recuperar los salarios para  dinamizar el consumo, la redistribución de la renta y la igualdad y, con ello, la recuperación económica y el empleo. En nuestro país, de 2010  a 2013  el salario  medio por trabajador ha perdido  7,1 puntos de poder  de compra y el salario mínimo interprofesional acumula 5,1 puntos de pérdida de poder adquisitivo,  desde 2010.  Este  último tiene que alcanzar los 800 euros en 2016.

•  Protección a las personas desempleadas, porque 4 de cada diez personas en paro no tienen cobertura por desempleo y alrededor de 2,5 millones de personas son  parados de larga duración

•  Contra la ley de seguridad ciudadana, porque la reforma  que han presentado del código penal  y la ley de seguridad ciudadana representa la demolición  del Estado constitucional y de derecho y el refuerzo de las funciones represivas

•  En defensa de  la libertad  sindical, porque cerca de  300  sindicalistas han sido sometidos a un proceso judicial, por el mero hecho de ejercer el derecho constitucional de huelga.

Tenemos que exigir políticas  sociales y económicas más  justas, al servicio de las personas y del interés general. Tenemos que defender nuestros derechos. Es por eso que llamamos a todos  los trabajadores y trabajadoras a participar  en las manifestaciones del 29 de noviembre y reclamar.

No hay comentarios

Dejar respuesta

11 + 18 =