Se incrementan los niveles de pobreza y de exclusión social

Se mantiene la tendencia descendente del paro registrado en la región con 5.817 parados menos que hace un año que se corresponde con un proceso de creación de empleo al aumentar la afiliación a la seguridad social en 4.879 afiliaciones y un avance de la contratación.
Aun así, los niveles de paro son inadmisibles con 92.786 desempleados, el empleo creado sigue siendo temporal y de bajos salarios con tan sólo un contrato indefinido por cada 12 temporales, y se produce una menor protección frente al desempleo, con un descenso de la tasa de cobertura que deja a un 45% de los parados sin ningún tipo de prestación económica. Todo ello está conformando una sociedad cada vez más injusta donde se incrementan los niveles de pobreza y de exclusión social.
La salida por la izquierda que han votado los ciudadanos en las recientes elecciones municipales y autonómicas significa dar una salida de la crisis dignificando el empleo y los salarios y erradicar la pobreza y la exclusión social
 
El paro registrado en el mes de mayo desciende en términos interanuales en 5.817 desempleados. Esta caída se acompaña de un incremento en la afiliación a la Seguridad Social de 4.879 personas, el 1,4% más que hace un año. Si bien sigue siendo inasumible unos niveles de paro de 92.786.

Cabe destacar como el descenso de extiende para el conjunto de sectores de actividad económica, con especial incidencia en el sector de la Industria y de la Construcción, no así entre el colectivo de parados de primer empleo, por el efecto del paro entre los más jóvenes a quienes la falta de oportunidades laborales y pocas expectativas les aboca a una emigración laboral forzosa, con la consiguiente pérdida de capital humano cualificado y mayor caída de la tasa de actividad laboral donde nuestra región abandera los menores niveles.

Hay que incidir, una vez más, como a pesar de la reducción del paro y del aumento del empleo éste se apoya en el avance de la precariedad y bajos salarios, donde la tónica dominante sigue siendo la temporalidad. Así a lo largo del mes de mayo a pesar del avance de los contratos indefinidos en un 8,6% interanual, se han registrado un 92,3% de contratos temporales en las oficinas del Servicio Público de Empleo, lo que arroja una relación de un contrato indefinido por cada 12 temporales.

A todo ello se une una nueva caída en la tasa de cobertura, una menor protección económica de los desempleados, donde el 45% carece de prestación. Todo ello está provocando un empobrecimiento generalizado de la población y un fuerte aumento de las desigualdades sociales y de la exclusión social.

La salida por la izquierda que han votado los ciudadanos en las recientes elecciones municipales y autonómicas significa dar una salida de la crisis dignificando el empleo y los salarios, reforzando políticas activas de empleo entre determinados colectivos como son los jóvenes, mayores de 45 años y parados de larga duración, así como incrementando la protección frente al desempleo y erradicar la pobreza y la exclusión social. Para todo ello, es necesario que se conformen gobiernos estables de mayorías progresistas que impulsen y apuesten por estas políticas y pongan por delante los intereses de las personas, ejerciendo así con responsabilidad política alejándose de intereses partidistas.

No hay comentarios

Dejar respuesta

once + diez =