Una delegación de unos sesenta compañeros y compañeras de UGT Asturias, entre las que estuvieron el secretario general, Javier Fernández Lanero y varios miembros de su ejecutiva, se desplazaron a Madrid el miércoles, 21 de junio, para participar en la manifestación de apoyo a Rubén Ranz y José Manuel Nogales, dos sindicalistas injustamente encausados sobre los que pesa una la petición de siete años de prisión por su participación como piquetes informativos en la huelga general de marzo de 2012. Algunos estuvieron también en la asamblea que se celebró el día 20 en Getafe. Asamblea y manifestación fueron dos de los múltiples actos de apoyo a estos dos compañeros que se vienen realizando en todo el país con el lema #yosoypiquete.

madrid, junio 2017El juicio se celebró el mismo día 21 en el Juzgado de lo Penal número 1 de Madrid, en la calle de Julián Camarillo, 11, por lo que la manifestación partió a las 8 de la mañana del Parque Quinta de Torre Arias, a la altura de Alcalá 511. Después de varias horas, el juicio quedó suspendido por la incomparecencia de uno de los agentes que debía testificar. Se reanudará el viernes 9 de julio a las 9.30 horas.

Estos compañeros son dos de los trescientos sindicalistas encausados en nuestro país por motivos relacionados con la actividad sindical, entre los que también se encuentra el caso de los cinco compañeros de Arcelor condenados por participar en un piquete cuyo caso está ahora en manos del Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

La revista digital Noticias, de la UGT madrileña, recoge en su número 210 el caso de Rubén y Nogales:

Se han cumplido cinco años de la huelga general del 29 de marzo de 2012, convocada contra la reforma laboral.

UGT no ha cesado de insistir en los muchos sindicalistas que siguen encausados de manera injusta por participar en la misma y en otras movilizaciones en defensa de los derechos de los trabajadores y trabajadoras”.

Dos de ellos son Rubén y José Manuel, que fueron detenidos y para los que la fiscalía pide siete años de cárcel en un juicio que comenzará el 21 de junio.

UGT exige la derogación del artículo 315.3 del Código Penal, que criminaliza el derecho fundamental de huelga y a los sindicatos, pilares básicos de las relaciones laborales, y que se han convertido en objetivo de persecución y criminalización en nuestro país.

Rubén y José Manuel se encontraban en las proximidades del Hotel Ritz cuando se empezó a repartir propaganda de la huelga general. En ese momento se generó una discusión con un camarero e inmediatamente una carga de la policía. Se cumplen ahora cinco años de la detención, cinco años de juicio y condena social para estos sindicalistas.

“Llegamos a la Plaza de Castilla a las 8 de la mañana, en un viaje que yo no podré olvidar”, relata Rubén, “después de pasar una noche malísima en la comisaría de Moratalaz, sin poder dormir”.

Hasta que consiguieron hablar con sus abogados en los juzgados pasó mucho tiempo. Su expediente estaba de arriba para abajo. “Nuestros abogados no sabían que decirnos porque no sabían exactamente los delitos que nos imputaban”. Finalmente el fiscal pidió 7 años para Nogales y Rubén.

“Y a los dos nos dijeron lo mismo, que era necesaria la prisión preventiva para ejemplarizar a la sociedad y porque la Organización nos podía ayudar a salir del país”.

Cuando salieron y les dieron el auto de puesta en libertad, lo que mejor recuerdan y lo que les da un halo de esperanza, es que en éste se señala que “la petición del fiscal había sido completamente desproporcionada y desmedida a lo que era la legislación española”.

De la huelga general no se enteraron de nada en los calabozos. Hasta el día siguiente “no supimos que había sido un éxito la manifestación, que la gente se había echado a la calle, que se había parado el país”.

Para Rubén y Nogales lo que más les ha dolido en todo este tiempo ha sido el sufrimiento y la incertidumbre con la que han vivido ellos y sus familias esta acusación. Ahora bien, reconforta el que “este peso no lo hemos llevado solos, sino que hemos contado con el apoyo de nuestros familiares y de los compañeros y compañeras de la Unión General de Trabajadores”.

No hay comentarios

Dejar respuesta

16 − tres =